Por: Luigui Vidal Rivas


Cuando escuchamos o leemos al biogerontólogo Aubrey de Brey, vemos sus expectativas como delirantes, y aunque sea imposible el vivir 500 años, debemos decir que logros humanos que en otras épocas de la historia hubieran sido considerados ciencia ficción o fantasía, hoy son posibles.


Muchas veces la falta de proyección al futuro, cuando nuestras miradas se ven atrapadas en las coyunturas, parecemos no ver más allá de nuestras narices, recuerdo hace pocos años, funcionarios estatales, veían como algo muy lejano y “difícil” la adaptación de las personas mayores a la tecnología digital y siendo hoy una tendencia creciente, que se acelera cada vez más, ante nuestros ojos.

No nos ubicamos en la dinámica de los tiempos, lo que es hoy no será mañana. Nuestra mente es conservadora, recuerdo una vez un evento de hace más de un año, con personas mayores, de diferentes edades y por tanto distintas generaciones, para las cuales la música elegida era de la Sonora Matancera.


Los adultos mayores de hoy ya disfrutaron la nueva ola, la música disco y muchos son rockeros o salseros, incluso disfrutan de música más moderna, no nos damos cuenta que las personas mayores ya no son las mismas, ni envejecen igual, tienen distinto origen y cultura.


Si hoy vemos todavía minoría en el manejo de la tecnología digital, a paso acelerado se va acortando la brecha, las personas que cumplan 60 años hoy ya están en Facebook y utilizan bien el internet, tal vez en solo 10 años más la minoría se invierta totalmente y ya no queden personas mayores que no sepan manejar tecnología digital.


Cuando vemos la actualidad, notamos un crecimiento en el nivel educacional de las personas mayores, su asociatividad y participación social, es una tendencia irreversible, veamos estos hechos en su dinamismo, si bien hay muchas lacras del pasado que se mantienen, las personas mayores son cada vez más conscientes de sus derechos, y el aumento del nivel educacional, refuerza esta tendencia.


La investigación demuestra la tremenda heterogeneidad del envejecimiento, por la gran diferencia cultural, diferencia de estilos de vida, maneras de pensar, la genética y su estado de salud.


Hoy se puede inducir a un envejecimiento más lento, con una manera de vivir, con una actitud positiva, con buenos hábitos, hay personas que tienen ciertos repuntes y mejoras notables de salud física y mental con el paso de los años, la expectativa de vida seguirá creciendo, en la manera que hagamos una buena tarea de envejecer, cuando se envejece se crece también, nuestros mayores logros, se alcanzan en el proceso de envejecer, algunos términos actuales, tal vez desaparezcan o habrá que redefinir el envejecimiento, los términos caducan ante nuevas realidades, y hasta palabras como envejecer o envejecimiento llegarán a desaparecer, todo es posible.


Envejecer es un término, que es interpretado como decaer, perder facultades, y la salud en general, cuando sabemos que no es así, podemos alargar el bienestar de nuestra vida, parece raro decir estoy envejeciendo, cuando ocurren esos repuntes y mejoras en el desarrollo físico y mental,¿ estamos envejeciendo en esos momentos? El futuro tal vez nos dé una respuesta clara ante una nueva longevidad creciente, muchos logros de la ciencia parecían imposibles y se cristalizaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar